Conozca más acerca de su tipo piel

Sea cual sea su tipo de piel, es recomendable mantener una buena rutina de cuidado personal

Redacción – La mayoría de las personas desconocen como es su tipo de piel, por lo tanto esto podría generarles ciertas consecuencias a la hora de aplicar un producto.

Por lo general, es normal que  muchos vayan a una tienda especializada en busca de un producto para mejorar algún problema facial, sin embargo a la larga puede incrementar algún problema.

Esto sucede  porque ciertos expertos suelen asesorar diferentes tipos de materias y muchos optan por comprarlo por los buenos resultados que da,  sin saber que puede empeorar sus situación y terminan culpando a la crema.

Muchas veces la crema o cualquier producto no tiene la culpa sino el desconocimiento personal sobre la clase de piel.

Por eso es muy importante conocer los tipos de piel y sus características principales, así como posibles soluciones que en la mayoría de los casos.

Piel Normal:

  • La textura de tu piel es regular
  • No tienes problemas de granitos, rojeces o imperfecciones
  • Aparentemente suave, limpia y sana

Trucos para que tu piel luzca mejor:

  • Sigue una rutina suave de cuidado facial aplicando un buen limpiador facial todos los días y un exfoliante un par de veces a la semana.
  • Usa una crema hidratante una vez al día que no sobrecargue mucho la piel.

Piel Grasa:

  • Su piel es grasa y brillante, especialmente en la zona T (frente, nariz y barbilla)
  • Es propensa a poros abiertos, puntos negros, rojeces y granitos.
  • De textura irregular y aparentemente sucia.

Trucos para equilibrar el nivel de grasa de tu piel:

  • Mantenla lo más limpia posible usando un buen limpiador facial dos veces al día y un exfoliante dos o tres veces a la semana. Es importante que la crema hidratante que uses no tenga aceites y que elimine los brillos (mate).
  • Usa una mascarilla de arcilla un par de veces a la semana, notarás la diferencia. La arcilla seca y absorbe el exceso de grasa desde los poros, además de la suciedad y de las células muertas. Esto ayuda a tener los poros limpios, previniéndolos de coger suciedad rápidamente. Usada frecuentemente ayudará a reducir la tendencia a acumular grasa, consiguiendo una piel mucho más limpia.
  • Evita los jabones y productos que estimulen la aparición de grasa o que humedezcan la piel fácilmente. Los jabones harán que la capa de protección de la piel desaparezca y solo agravará el problema de la grasa.

 Piel Seca:

  • Piel tirante y rígida, especialmente después del afeitado o de ducharse.
  • Propensa a pelarse y a escamarse.
  • Piel aparentemente vieja y apagada.

Trucos para evitar que su piel luzca seca:

  • Use un limpiador facial que no seque demasiado la piel.
  • Use un exfoliante solo una vez a la semana para eliminar las células muertas, pero no lo uses demasiado tiempo ni te masajees muy fuerte.
  • Use una buena crema hidratante dos veces al día.
  • Evite espumas de afeitar y jabones que sequen la piel.
  • Use un factor de protección de, al menos, 15 SPF cuando salgas a la calle.
  • Beba mucha cantidad de agua (la cerveza y el vino no cuentan) para prevenir la deshidratación especialmente si trabajas o estás mucho con aire acondicionado.

Piel Sensible:

  • Reacción a la mayoría de productos de cuidado de la piel y de afeitado, irritándosete la piel con frecuencia.
  • Su piel tiende a enrojecerse/irritarse cuando tomas el sol o tienes mucho calor.
  • Reacción a cierta comida o fragancias causándote sarpullidos o picores.

Trucos para mejorar este tipo de piel:

  • Evite todos los productos que contengan alcohol o productos químicos abrasivos.
  • Evite el jabón y usa siempre productos diseñados para piel sensible.
  • Protege tu piel siempre contra el sol aun estando en climas fríos.
  • Pruebe siempre los productos que te vayas a comprar en la parte posterior de tu muñeca antes de usarlos en la cara.

Piel Mixta:

  • Una mezcla de dos o más de las mencionadas anteriormente.
  • Las zonas con grasa se encuentran normalmente en el cuello, nariz y barbilla, la llamada zona T.
  • Las zonas secas están a menudo en las mejillas y puede darse en el cuello.

Trucos para equilibrar las pieles mixtas:

  • Tenga cuidado de no usar productos demasiado abrasivos y que sequen demasiado tu piel ni tampoco demasiado grasos, ya que agravarán el problema.
  • Prueba diferentes productos en diferentes zonas: sin aceites en las zonas grasas e hidratante en las zonas secas.
  • Use solo productos recomendados para pieles mixtas.

De todos modos, recuerda, sea cual sea su tipo de piel, con una buena rutina de cuidado personal, estará y se sentirá más sano, limpio y aparentemente más “fresco”.