Sandra Cauffman: la tica que desde la tierra alcanzó las estrellas

Sandra Cauffman ocupa actualmente uno de los puestos de más prestigio en la NASA

San José- En una pequeña sala del Teatro Mélico Salazar, la ingeniera costarricense Sandra Cauffman hace hizo una pausa en su agenda para conversar con AMPrensa.com acerca de algunos de sus logros y retos futuros.

Cauffman es una ingeniera prestigiosa que ha estado a cargo de misiones importantes de la NASA. Aunque nunca ha viajado al espacio, desde la tierra ha deda seguimiento a tema del planeta Marte, los nuevos planetas descubiertos hace poco, el comportamiento de la tierra, en fin, un sinnúmero de investigaciones que gracias a su espíritu luchador y las ganas de salir adelante logró sacar con éxito.

Hoy, la experta ocupa la subdirección de la división de ciencias terrestres de esta institución, un cargo que solo cuatro mujeres latinoamericanas han ocupado en la historia de la agencia.

P. ¿Se han hecho esfuerzos en los últimos años para cambiar ese rol protagónico de una sociedad paternalista, pero…?

R. Aún falta mucho por hacer. Me gusta que tomemos conciencia de que hay desigualdad. Ese es el primer paso, crear conciencia y estar conscientes de lo que está sucediendo, y una vez que uno sabe cual ese problema, empieza a trabajar por solucionar ese problema (…) También hay obstáculos en las mujeres; es necesario entender que todos somos iguales, que todos podemos llegar donde queramos llegar sin importar si somos hombres o mujeres. Es necesario empezar en casa desde que nuestros hijos están pequeños.

P. A usted le tocó superar muchos estereotipos, ¿usted abrió brecha?

R. Cuando me gradué del colegio quise estudiar ingeniería eléctrica y no pude, porque me dijeron en la universidad que la única ingeniería de mujeres era ingeniería industrial y ahí me metí y no me gustó. Después de siete semestres aquí en la UCR (Universidad de Costa Rica), me fui para Estados Unidos y solamente me reconocieron 31 créditos. Después de siete años, entre lo que estudié en aquí (en Costa Rica) y allá (en Estados Unidos), me gradué. Algunas veces bromeo que tomé el plan de siete años, haciendo progreso poco a poco y nunca me di por vencida, finalmente me gradué como ingeniera eléctrica y física. Después cuando empecé a trabajar con la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, por sus siglas en inglés) ellos me pagaron mi maestría.

P. ¿Cuál es su consejo para aquellos que desean alcanzar sueños? Usted tuvo uno desde pequeña y nunca desfalleció en el intento.

R. No darse por vencidos. Hay que gente que se hace la víctima, es que me dijera que no y se hacen una bolita y no quieren tratar más. No se den por vencidos, si le dicen no la primera vez, intente por segunda, tercera o por vez cien; no se dé por vencido. Algunas veces queremos que las cosas nos lleguen fáciles, en bandeja de plata; la vida es dura, no es fácil, principalmente cuando uno tiene sueños que parecen inalcanzables.

P. ¿En qué proyectos está trabajando actualmente?

R. Ahora mi carrera ha llegado a otro nivel. Recientemente, en mayo del año pasado fui nombrada para ser la subdirectora de la división de ciencias terrestres de toda la NASA. Por 25 años trabajé en un centro ubicado en Maryland (el Centro de Vuelo Espacial Goddard) y en California. En estos dos centros es donde hacemos misiones completas no tripuladas. Ahí  laboré en el diseño y creación de instrumentos, equipos, lanzado satélites, es increíble, una aventura. Ahora pasé a ser una burócrata y estoy a cargo de todo lo que hace toda la agencia a nivel de ciencias terrestres. Estamos observando la tierra como un sistema, es un sistema muy complejo. Tenemos 21 misiones en órbita y 18 que queremos lanzar antes del 2023. Lo que hacemos es analizar la tierra por años y como funciona como sistema.

P. ¿Dentro de sus trabajos de investigación de los últimos meses, cuál o cuáles son algunos de los resultados más reveladores?

R. Los casquetes polares se están deshaciendo. Nada más basta con ver la información de los satélites para ver como se ha derretido el hielo, ahora casi no hay hielo, la Antártica se está derritiendo. Hay gente que me dice, yo no creo en cambio climático, esto no es religión para creer o no, los hechos muestran que la tierra está cambiando.

P. ¿Y cómo podemos revertir este tema?

R. El poder de uno verdad. Hay que empezar cada uno de nosotros teniendo esa conciencia. Economizando agua, reciclando… entrando en consciencia que nuestras acciones personales y colectivas es lo importante. Empieza una bolita de nieve y de un punto a otro tenemos una avalancha.

P. ¿ A futuro, le gustaría llegar a ocupar un cargo como Presidenta, por ejemplo?

R. Yo no soy política. No. A pesar de que soy una burócrata ahora, el meterme a un cargo como ese no. Respecto y que bueno que hay personas que si lo quieren, admiro y respeto mucho a doña Laura Chinchilla (expresidenta de la República) y a Ana Helena Chacón (Vicepresidenta y presidenta en ejercicio algunas oportunidades), es increíble, son mujeres increíbles, pero mi cosa futura, pero lo que yo quiero hacer es una fundación. No lo puedo empezar todavía porque aun trabajo para el gobierno de los Estados Unidos, pero quiero hacer una fundación para ayudar a muchachos en general, no solo para niñas, sino para los dos. Quiero ayudar a muchachos a conseguir oportunidades de conexiones, becas, tutorías; yo quiero ir a buscar a esos muchachos.