¡No solo son para sexo! Lo que no sabe sobre los condones

10 curiosidades que pocos saben sobre los preservativos

Redacción – En los últimos años se ha venido derribando el hito de no utilizar un condón para protegerse de una enfermedad venérea o provocar un embarazo.

Todo lo contrario; en la actualidad el uso del preservativo básicamente ese esencial. Pero, ¿los condones solo sirven para el sexo? Son utilizados incluso en el ejército.

Hay 10 curiosidades que pocos saben sobre los profilácticos:

1. Capacidad: los preservativos de uso masculino pueden soportar en su interior hasta 4 litros de líquido antes de romperse. Razón por la que sería casi imposible que un hombre al usarlo en el acto sexual logre romperlo por superar su capacidad de contenido.

2. Los usan en el Ejército: los condones son ampliamente usados por las fuerzas armadas, pues pueden servir para detener sangrados, guardar grandes cantidades de agua y proteger las armas.

3. Ropa: la resistencia de los profilácticos ha sido puesta a prueba de múltiples formas. Como la diseñadora brasileña Adriana Bertini al confeccionar ropa hecha de condones.

4. Condones egipcios: en el antiguo Egipto ya se usaban los condones. Eran trozos de tela impregnados con estiércol de cocodrilo como preservativo para evitar el embarazo.

5. ¿Dos para mayor protección?: Se ha eliminado el mito de que usar más de un preservativo al mismo tiempo sea sinónimo de mayor protección. Todo lo contrario: esta difundida práctica lo único que logra es que ambos condones se rompan por fricción y no cumplan su debido papel.

6. Tallas: otro mito que ha sido traído abajo es el de la existencia de tallas de condones. Se trata de una diferencia ínfima entre lo que se supone es una talla grande ante una estándar, es más bien un truco publicitario.

7. Al año: se usan más de 5 mil millones de condones. Un dato adicional que revela es que en los juegos olímpicos de 2014 se entregaron 100 mil condones solo a los atletas de este evento, es decir, 35 por deportista.

8. ¿Quién compra más?: según cifras de organismos internacionales, el 60% de hombres en el mundo compra preservativos masculinos. Mientras que este producto sólo es adquirido por el 40% de mujeres, cifra nada despreciable.

9. Invento viejo: a diferencia del condón femenino, el preservativo masculino existe desde aproximadamente hace 12 mil años. En los primeros años se usaban además de telas, algunas tripas como los intestinos de cerdo.

10. Fallas: el condón es efectivo en 97% como anticonceptivo, y en 95% como protección contra enfermedades de trasmisión sexual. Las fallas suelen ser comunes debido al mal uso del preservativo.