Más de ¢200 millones en papeletas, 70% no se utilizarían por abstencionismo

  • Próximas elecciones serán el 7 de febrero del 2016.
  • Solo un 22,8% de los costarricenses votaron en las pasadas elecciones municipales.

San José- “Nunca más iré a votar  menos por un alcalde; esos políticos  solo se acuerdan de uno cuando quieren el voto, vienen a la casa toman café con uno,  pero después no lo atienden, se esconde en el despacho,  se olvidan de lo que dicen y nunca más lo verás caminando por la comunidad; es más,  uno les estorba si los va buscar o los llama.  Siempre hablan de cambios y mejoras para los pobres, dicen que traerán  más trabajo, mejores carreteras, que ya no más huecos, rampas para sillas de rueda, que sacarán la delincuencia,  siempre es lo mismo, me lo sé de memoria; por eso no  iré a votar nunca más”, relató -con molestia-  don Carlos González, vecino de Desamparados.

Así como don Carlos que a sus 65 años asegura no perderá el tiempo para acudir -el próximo 7 de febrero- para estampar su elección de representantes municipales, la tendencia muestra un bajo interés ciudadano,  ya que el abstencionismo alcanza 77,2%,  de acuerdo con los datos de los últimos 10 años reflejados por el Tribunal Supremo de Elecciones.

Si las tendencias continúan en cuanto lo mostrado en el  pasado con  las elecciones municipales, una gran parte de la inversión económica que se hará para el próximo proceso electoral quedará simplemente en la basura.

Ya que solo en la impresión de las papeletas electorales se gastará 206 millones de colones y los registros indican que en las pasadas elecciones solo un 29% de los ciudadanos acudió  a las urnas a elegir sus representantes cantonales.

Si a esto le sumamos otros costos como traslados, viáticos de los fiscalizadores del proceso y comunicación,  la inversión es de un gran impacto para las finanzas del país, pero aun así,  los ticos no muestran mayor interés en el proceso.

Inclusive, si el abstencionismo electoral fuera un partido político habría ganado todas las 81 alcaldías en disputa a lo largo de la historia democrática de Costa Rica.

Finalmente, don Carlos afirmó que la culpa la tienen los propios políticos que se  encargaron de cansar al pueblo con las campañas de cambio que no se traducen en hechos,  pero reconoció  que al no votar también tiene una cuota de responsabilidad; no obstante, aseguró a AMPrensa.com  que no se imaginaba el gran gasto que representaban las elecciones y añadió: “es mucha plata, es un pecado para la situación económica del  país; ahora que lo sé,  sí iré a votar, pero será nulo, porque aún no creo en esos  políticos de campaña”.

Acerca de Gabriel Cordero 616 Articles
“El periodismo es una pasión insaciable que sólo puede digerirse y humanizarse por su confrontación descarnada con la realidad” García Márquez.